La cofradía tiene como emblema un corazón plateado, coronado con una llama de fuego, en el centro de una corona de espinas de forma cuadrada, de la cual llegan siete espadas hasta el corazón, representando los Siete Dolores de Nuestra Señora, todo ello sobre fondo negro.

Virgen de la Soledad de Logroño