la transfiguración del señor

En este segundo Domingo de Cuaresma, la Iglesia nos presenta el episodio de la Transfiguración del Señor, la Gloria de Dios manifestada a sus discípulos en la que Jesús se revela con todo su poder.

¿Qué hace el episodio de la Transfiguración en pleno desarrollo de la Cuaresma? ¿Por qué la Iglesia nos presenta esta imagen de las vestiduras resplandecientes de Jesús (Cfr Mc 9,3) en medio de esta temporada de penitencia, con su característico color púrpura?

Esto es un signo de esperanza, como lo fue para los discípulos que lo vieron antes de presenciar todos los eventos de la pasión y muerte de Cristo. Un recordatorio para nosotros de la meta de nuestro viaje de Cuaresma.

Jesús compartió nuestra humanidad, nuestro sufrimiento, incluso nuestra muerte, de modo que, en esos momentos de prueba, también nosotros estamos invitados a compartir la gloria que reveló a sus discípulos en su Transfiguración.

Esa esperanza gloriosa, en la que observamos al Hijo del Hombre, lleno de todo su esplendor, nos regala un signo de su amor con el que puede transformar, o, podríamos decir, transfigurar nuestras vidas incluso ahora, arrojando una luz diferente sobre todos nuestros desafíos, dificultades y tristezas, y que nos permite compartir con San Pablo la convicción de que:

"Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?...

La manifestación gloriosa de Jesús nos invita a renovar nuestras vidas, a dar un giro radical y orientarnos a través de ese amor puro y resplandeciente que Dios nos muestra.


0 vistas
  • YouTube
  • Instagram
  • Ubicación Cof. Virgen de La Soledad
  • Twitter Cofradía La Soledad
  • Facebook Cofradía La Soledad

@ 2018 Cofradía de Nuestra Señora la Virgen de La Soledad